Las CVJ son un lugar privilegiado de encuentro con Jesucristo, formado por un grupo de jóvenes que se encuentran periódicamente, se reúnen para compartir y discernir su vida a luz de la Palabra de Dios; oran juntos, celebran su fe y se apoyan mutuamente, y crecen en la fraternidad, amistad y solidaridad. La CVJ es, para cada uno de los jóvenes, el lugar donde se vive la experiencia de ser miembro de la Iglesia, siendo llamados a descubrir y desarrollar un discipulado misionero alegre, atento a la voz
del Maestro y al servicio del Reino de Dios.